Heridas por Punción

¿Qué es una herida por punción?
Las heridas por punción y las cortaduras no son la misma cosa. Una herida por punción tiene un orificio de entrada pequeño causado por un objeto puntiagudo; por ejemplo, un clavo que pisó. En cambio, una cortadura es una herida abierta que produce un corte largo en la piel. Las heridas por punción requieren de un tratamiento diferente al de las cortaduras porque estos pequeños orificios en la piel pueden ocultar lesiones graves.

Las heridas por punción son comunes en los pies, especialmente en climas cálidos cuando las personas andan descalzas. Pero a pesar de que ocurren con frecuencia, las heridas por punción en los pies a menudo son tratadas de manera inadecuada. Si no son tratadas de manera apropiada, pueden dar lugar a infecciones u otras complicaciones.

Es especialmente importante recibir el tratamiento adecuado dentro de las primeras 24 horas siguientes a una herida por punción porque éstas conllevan el peligro de que el objeto punzante (cuerpo extraño) se incruste bajo la piel. Las investigaciones demuestran que las complicaciones asociadas con las heridas por punción pueden ser prevenidas si el paciente recibe tratamiento profesional inmediatamente.

Cuerpos extraños en heridas por punción
Una variedad de cuerpos extraños se pueden incrustar en una herida por punción. Los clavos, vidrios, palillos, agujas de coser, agujas de insulina y conchas marinas son objetos punzantes comunes. Además, partes de su propia piel, media y zapato pueden ser forzadas dentro de la herida durante una punción, así como mugre y desechos del objeto. Por su naturaleza, todas las heridas por punción son heridas sucias porque conllevan la penetración de un objeto que no está esterilizado. Cualquier cosa que permanezca en la herida aumenta las posibilidades de generar otros problemas, ya sea en el futuro próximo o más adelante.

Gravedad de las heridas
Hay diferentes maneras de determinar la gravedad de una herida por punción. La profundidad de la herida es una forma de evaluar qué tan grave es. Mientras más profunda sea la punción, mayores serán las probabilidades de sufrir complicaciones, tales como infecciones. Muchos pacientes no pueden juzgar qué tan profunda es la punción en su pie. Por lo tanto, si usted se paró sobre algo y le penetró en la piel, busque tratamiento tan pronto como sea posible.

El tipo y la “limpieza” del objeto que penetra también determinan la gravedad de la herida. Los objetos más grandes o largos pueden penetrar más profundamente en los tejidos y posiblemente causar más daño. Mientras más sucio sea un objeto, tal como un clavo oxidado, hay más mugre y desechos que son arrastrados dentro de la herida y aumentan las posibilidades de infección.

Otro factor que puede determinar la gravedad de la herida es si usted estaba usando medias y zapatos, cuyas partículas pueden quedar atrapadas en la herida.

Tratamiento
Una herida por punción debe ser limpiada de manera apropiada y observada durante todo el proceso de curación para evitar complicaciones.

Incluso si usted ha ido a una sala de emergencia para recibir tratamiento inmediato de su herida por punción, consulte a su médico de pie y tobillo para una limpieza exhaustiva y cuidadoso seguimiento. Mientras más pronto lo haga, mejor: dentro de las 24 horas siguientes a la lesión, de ser posible.

El médico comprobará que la herida se haya limpiado adecuadamente y que no permanezca en ella ningún cuerpo extraño. Él o ella pueden anestesiar el área, limpiar la herida completamente por dentro y por fuera y dar seguimiento a su progreso. En algunos casos le pueden indicar radiografías para determinar si todavía quedó algo dentro de la herida o si hay daño en el hueso. Si es necesario, le pueden recetar antibióticos.

Cómo evitar complicaciones
Siga las instrucciones del médico en pie y tobillo para el tratamiento de la herida y prevenir complicaciones (Véase “Heridas por punción: lo que usted debe hacer”).

Las infecciones son una complicación común de las heridas por punción y pueden generar consecuencias graves. En ocasiones una infección cutánea menor evoluciona en una infección ósea o de la articulación, de manera que debe estar consciente de las señales que debe buscar. Una infección cutánea menor puede desarrollarse de 2 a 5 días después de la lesión. Las señales de una infección menor que se presentan alrededor de la herida incluyen dolor o irritación, enrojecimiento y posiblemente secreciones, hinchazón y calor. También puede presentar fiebre. Si estas señales no mejoran, o si reaparecen después de 10 a 14 días, puede haberse desarrollado una infección grave en la articulación o en el hueso.

Otras complicaciones que pueden surgir de un tratamiento inadecuado de heridas por punción incluyen la cicatrización dolorosa en el área de la herida o un quiste duro donde el cuerpo extraño ha permanecido dentro de la herida.

Si bien las complicaciones de las heridas por punción pueden ser bastante graves, un adecuado y pronto tratamiento puede jugar un papel crucial para prevenirlas.

Heridas por punción: lo que usted debe hacer

  • Busque tratamiento de manera inmediata.
  • De ser necesario, hágase vacunar contra el tétano (por lo general cada 5 años).
  • Consulte a un médico especialista en pie y tobillo dentro de las siguientes 24 horas.
  • Siga las indicaciones de su médico:
    • Mantenga seco su vendaje.
    • No se apoye sobre el pie lastimado.
    • Tome todos sus antibióticos (si se los recetaron).
    • Tómese regularmente la temperatura.
    • Esté alerta a las señales de infección (dolor, enrojecimiento, hinchazón, fiebre). Llame a su médico si presenta cualquiera de estas señales.

 

 

 

Find an ACFAS Physician
and and
or  and
or 

Foot Diagram
  • Where Do you Hurt?
  • Interactive Foot Diagram

Search A-to-Z Conditions
  • or, browse by letter (All)
  • ABCDEFGHIJKLM
    NOPQRSTUVWXYZ

Search for an Article, Video, or Podcast
  • American College of Foot and Ankle Surgeons
  • Founded in 1942, the American College of Foot and Ankle Surgeons is a specialty medical society of more than 6,000 foot and ankle surgeons. All Fellows of the College are board certified by the American Board of Podiatric Surgery. OUR VISION IS CLEAR: To serve society as the preeminent source of knowledge for foot and ankle surgery. OUR MISSION IS SOLID: To advance the competency of our members and the care of our patients.
  • HONcodeWe comply with the HONcode standard for health trust worthy information.
  • Visit our external communities:
    • Twitter
    • Facebook
Copyright © 2013  |  American College of Foot and Ankle Surgeons (ACFAS), All Rights Reserved.  |  Privacy Statement  |  Disclaimer |  Terms and Conditions |  Site Map |  Información en Español  |
8725 West Higgins Road, Suite 555, Chicago, IL 60631-2724  ▪  Phone: (773) 693-9300  ▪  (800) 421-2237  ▪  Fax: (773) 693-9304  ▪  E-mail ACFAS